¿Qué requiere la comunicación online de nuestra empresa?

Redes Sociales

A lo largo de nuestra vida nos encontramos con situaciones en las que requerimos de los servicios de un profesional, alguien acreditado, con titulación o experiencia demostrable. Es decir si se me estropea el coche lo llevo a un taller y sobre todo lo hacemos con temas relacionados con la salud como los servicios de fisioterapia u odontología, entonces en ese caso ¿Por qué todo lo relacionados con nuestra marca y su correspondiente presencia online no la dejamos en manos de un profesional? A menudo nos llegan muchos clientes que confiaron en personas menos cualificadas para el desarrollo de su web o su comunicación online y nuestro veredicto es que al final siempre les termina costando más tiempo y dinero, dejando así que su estrategia online se vea ralentizada.

La formación del empresario (ya sea pequeña, mediana o gran empresa) es fundamental, es cierto que no todos tienen la capacidad o el tiempo para aprender sobre comunicación online y más presentando ésta varias ramas como diseño, imagen, contenidos, web corporativa…conceptos no tan fáciles de aprender para alguien que no los ha visto nunca y más en un mundo digital que avanza demasiado rápido a veces. No es solo una formación para su propio conocimiento, esta servirá para detectar que fallos o errores en la estrategia pueden corregirse, así como de ser previsor ante ciertos “profesionales” con más palabrería que trabajo demostrable.

Trabajar para una empresa como externo requiere de una confianza mutua por ambas partes, ser sincero siempre con tu cliente es la primera premisa de todo profesional o debería serlo y por la otra parte abrir todas sus ideas y conocimientos sobre la empresa, así conoceremos mejor su filosofía, su trayectoria y podremos plasmarlo mejor en nuestros trabajos.

¿Qué errores pueden ocurrir? Pues a simple vista y a tenor de lo contado podemos decir dos principalmente, no dejar trabajar al profesional y delegar nuestra comunicación en manos de personal sin experiencia, todos hemos empezado de becarios y ahora más que nunca sabemos que se aprende por el camino, por lo tanto dejar la comunicación online a una persona que está empezando en el mundo de la empresa, a tratar con clientes y a desarrollar una forma de pensar estratégica y empresarialmente puede no ser la mejor solución.

Si algo bueno tiene el mundo digital es que se puede observar y medir ¿Qué trabajos has realizado? ¿Tiene referencias de otras personas que conozca o de confianza? ¿Qué opciones son las mejores para mi estrategia online? ¿Son necesarias todas las redes sociales? ¿Necesito una tienda online? ¿Puedo mejorar mi mailing? Si eres alguien dispuesto a mejorar la comunicación de tu empresa puedes hacerte estas sencillas preguntas sobre quién contratar.

La calidad de un producto o servicio no es lo que tú das. Es lo que el cliente recibe Peter Drucker